fue todo un placer

El proyecto Fue todo un placer nace de la experiencia vivida en el espacio trapezio, un centro de arte contemporáneo emplazado en un recién reformado mercado de abastos “San Antón”, en el barrio de Chueca de Madrid.

Desde su inauguración en abril del 2011 se llevan perfilando diferentes procesos de investigación, sesiones con artistas y reuniones con los chefs de los restaurantes que constituyen el mercado, para trabajar nuevos formatos de creación, donde arte y gastronomía puedan ser elementos narrativos de una experiencia estética, además de una temática perfecta para encontrarse distintas culturas nacionales e internacionales, a través de un lenguaje accesible y cercano.

Fue todo un placer es un dispositivo de investigación y puesta en valor de la estética en su más amplio sentido, y de lo más genuino de la cultura española: su gastronomía.

Es un proyecto artístico que investiga sobre toda la carga simbólica, cultural, estética y sensorial que existe detrás del comer y la “ritualización de la comida”, y de cómo a través de la preparación gastronómica, la ofrenda cultural y el consumo compartido de los alimentos puede percibirse una celebración de lo cotidiano como algo extraordinario.

La filosofía del proyecto pretende generar nuevos formatos de experiencias artísticas vinculando herramientas, formas, y planteamientos propios de arte contemporáneo con un nuevo elemento narrativo y estético, la gastronomía. Desde esta situación y este contexto tan específico, queríamos iniciar una nueva linea de investigación a partir de un trabajo conjunto de los chefs, comisarios y artistas visuales.

Las actividades, resultados y conclusiones serán publicados en la web del proyecto Fue todo un placer y en los medios de difusión de Matadero Madrid que acoge el proyecto dentro de su propuesta de espacios de trabajo El Ranchito.

2012-09-14 21.02.16

Advertisements