prostitucion

La propuesta, en proceso, pretende crear conexiones y sinergias entre el mundo de la cultura madrileño y las trabajadoras sexuales. En esta primera fase el énfasis del proyecto se ha focalizado en la la trabajadora sexual como persona que realiza un trabajo, intentando establecer diálogos identificativos a través de sus experiencias y testimonios, reflexionando sobre su condición de sujeto y ser humano.

En esta primera fase del proyecto, en la que se desarrolla la estancia en Matadero Madrid, el artista realiza un trabajo de campo, para localizar espacios públicos de la ciudad donde se ejerce la prostitución y entrevistar a trabajadoras sexuales. Más allá de una investigación se ha realizado una formalización plástica y visual a partir de la documentación realizada. La producción generada, a modo de dispositivo transversal, comprende:

-Una instalación audiovisual y de objetos que incluye una videoproyección de una habitación del hotel donde el artistas estuvo alojado en Madrid, servilletas manipuladas con el enunciado “Gracias puta” y anuncios recopilados sobre el tema en diversas ciudades. Además, un mapa mental del proceso con diversos temas y conceptos que han surgido durante la residencia: autogestión, regularización de la prostitución, espacio público, publicidad, inmigración y moralidad.

– Una recopilación de frases y testimonios de trabajadoras sexuales.

– Una impresión tamaño dinA1 con la frase “Los hijos quieren a sus putas”.

– Una pieza de vídeo, qué actúa como una cartografía visual, en el que aparecen lugares del espacio público donde se ejerce la prostitución con una serie de testimonios y frases superpuestas.

– Una serie numerada de 100 impresiones realizadas en servilletas de bares, transformando el enunciado: “Gracias por su visita” en “Gracias puta”.

En una segunda fase, la propuesta es realizar unas jornadas sobre la regularización de la prostitución y un taller con trabajadoras sexuales. Las jornadas, entendidas como un espacio de debate entre agentes culturales, artistas visuales y trabajadoras sexuales, el taller como un intercambio de experiencias buscando formas alternativas de sistemas publicitarios, bajo las premisas “hazlo tú mismo y bajo costo” con el fin de que les sirva como herramienta en su vida laboral.

Miquel García, desarrolla la propuesta Prostitución [Prácticas Relacionales en Peligro de Extinción], continuando con su proceso de investigación que inició en sendas residencias artísticas realizadas en Quebéc (Canadá) y Sao Paulo (Brasil). Miquel García junto con Hetaira, colectivo madrileño de trabajadoras sexuales con más de 15 años de trayectoria y premio derechos humanos René Cassin 2003; investiga y propone una reflexión crítica sobre los derechos de las trabajadoras sexuales, invitando al debate público y a la generación de sinergías entre institución, ciudadanía y el colectivo de trabajadoras sexuales.

El proyecto se enmarca en una linea discursiva que se formaliza en ciertos paralelismos relacionales entre la prostitución y el sector del arte.

Esta primera fase de Prostitución [Prácticas Relacionales en Peligro de Extinción] se desarrolla dentro de Ranchito, un programa experimental de residencias artísticas puesto en marcha por el Centro de Creación Contemporánea Matadero Madrid.

Advertisements